Una gala por la inclusión

El acto comenzó con la entrega del premio Emilio Gavira, que cuenta con la colaboración de la Asociación Almida, a la compañía Lácteas García-Baquero. Este premio distingue a las empresas que se signifiquen por su especial interés en la integración de sus plantillas de las personas con capacidades diferentes.