PRISIONES

El sindicato ACAIP-UGT ha denunciado que el pasado fin de semana un interno del Centro Penitenciario de Alcázar de San Juan agredió a un funcionario, mientras se encontraba en el patio del módulo, que afortunadamente no ha sufrido lesiones. El incidente, que fue resuelto gracias a la rápida intervención de los funcionarios, se complicó cuando el mando de incidencias de la prisión, al ser un interno incluido en el programa de Atención Integral a Enfermos Mentales (PAIEM) y no contar el centro con el único médico que tiene en plantilla por no estar de guardia, no tuvo claro si se podían aplicar las medidas coercitivas previstas en el artículo 72 del Reglamento Penitenciario.